jueves, 22 de marzo de 2012

Nueva variedad: Octubrina

El pasado 11 de marzo, se presentó en la I Fira Citrícola Internacional de Vila-real una nueva variedad de cítrico nacida a finales de 2009. Se reconoció como nueva variedad e inscrita en el registro de variedades comerciales y protegidas la octubrina.

Hace ya unos veinte años en un huerto de Vila-real, Castellón, un agricultor observó que en una rama de uno de los árboles de clemenules las mandarinas maduraban anticipadamente. El árbol en cuestión era de pie amargo y al cabo de unos años murió de tristeza.

Afortunadamente, injertaron varios árboles con yemas de aquella rama y con los años pudieron apreciar sus características. Durante mucho tiempo no le dieron demasiada importancia, pero finalmente, viendo el éxito que tenía aquella clementina entre los vecinos y familiares, decidieron iniciar los trámites para su registro.

En 2001 se proporcionaron muestras al IVIA (Institut Valencià d'Investigacions Agràries) para su saneamiento mediante técnica de microinjerto y una vez saneadas se inició su multiplicación y reconocimiento. Se injertaron en las instalaciones del IVIA tres árboles que fue necesario esperar que fructificaran (3 años). Finalmente, a principios de 2009 el IVIA emitió el informe favorable reconociendo que se trataba de una nueva variedad de cítricos.

Tiene de atractivo que se trata de una mutación de la clemenules -variedad de mandarina más cultivada por ser la más apreciada en el mercado- con la que comparte muchas similitudes, pero es notablemente más temprana, permitiendo su recolección, como mínimo, en la segunda quincena de Octubre, de ahí su nombre comercial OCTUBRINA.

El árbol tiene buen vigor, con entrenudos cortos, ocasionalmente con alguna espina. Hojas similares a la clemenules. Presenta yemas múltiples y proliferación de yemas latentes pero, en los árboles observados, de hasta 8 años de edad, nunca han llegado a ser un problema y no se ha observado un desarrollo excesivo de pertuberancias que limite el crecimiento.

Variedad muy productiva que presenta floración escalonada, lo que garantiza la cosecha.

La fruta es de buen calibre, sin semillas, pela con facilidad, buen contenido en zumo. Aguanta bien en el árbol, sin tendencia especial al bufado o granulación. Tiene cierta tendencia a la producción en rácimo.

La maduración exterior e interior se alcanzan simultáneamente, permitiendo la recolección a mediados de octubre, o inlcuso antes en zonas más cálidas. En mediaciones realizadas en la finca original, el Índice de madurez E/A a mediados de octubre está entre 12 y 15, sin haber realizado tratamientos específicos para adelantarlo y siendo una zona tardía.

Estamos ante una variedad con muy buenas expectativas de futuro por la buena calidad de la fruta, su alta productividad y por su época de recolección.


Árbol de octubrina

4 comentarios: